Las tropas ucranianas que se rindieron en Mariupol fueron registradas como prisioneras de guerra.

Kyiv, Ucrania (AB) – En medio de los temores internacionales de que los rusos puedan tomar represalias contra los prisioneros, el destino de cientos de militantes ucranianos que se rindieron contra los ataques punitivos en la planta siderúrgica de Mariupol pendía de un hilo el jueves.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) recopiló información personal de cientos de veteranos (nombre, fecha de nacimiento, parientes cercanos) y los registró como prisioneros de guerra como parte de su función para garantizar que los prisioneros de guerra fueran tratados humanamente bajo el Convenios de Ginebra.

En un tuit, Amnistía Internacional dijo que los soldados ucranianos ahora eran prisioneros de guerra y, por lo tanto, «no deberían ser sometidos a ninguna forma de tortura o maltrato».

Más de 1.700 guardias en la planta siderúrgica Azovstel en Mariupol se han rendido desde el lunes, dicen funcionarios rusos, ahora parece ser la fase final de un asedio de casi tres meses a la polvorienta ciudad portuaria.

Al menos algunos de los militantes fueron llevados por los rusos a una antigua colonia penal en un territorio controlado por los separatistas respaldados por Moscú. Otros han sido ingresados ​​en el hospital, dijo un funcionario separatista.

Pero había un número inédito en la Madriguera de búnkeres y túneles en la planta en expansión.

En un breve mensaje de video, el subcomandante de la Brigada Azov, que encabezaba la seguridad de la planta siderúrgica, dijo que él y otros militantes aún estaban adentro.

«Se está llevando a cabo una operación y no anunciaré sus detalles», dijo Svyatoslav Palmer.

El presidente Volodymyr Zelenskyy dijo que «se aseguraría de que las fuerzas internacionales más influyentes estén informadas y, en la medida de lo posible, comprometidas en la defensa de nuestras tropas».

Al mismo tiempo que expresaron su esperanza por el traslado de los prisioneros ucranianos, las autoridades rusas amenazaron con procesar a algunos militantes de Azovstal por crímenes de guerra, calificándolos de «nazis» y criminales.

La apariencia de extrema derecha del regimiento Azov fue capturada por el Kremlin como parte de un intento de exponer la invasión rusa de la guerra nazi en Ucrania.

Mientras tanto, en el primer juicio por crímenes de guerra Un soldado ruso capturado por Ucrania testificó que disparó en la cabeza a un ciudadano desarmado por orden de un oficial y se disculpó con la viuda de la víctima. El soldado se declaró culpable a principios de esta semana, pero los fiscales presentaron pruebas en su contra de conformidad con la ley ucraniana.

Miniatura de vídeo de Youtube

En la región de Poltava, otros dos soldados rusos comparecieron ante un tribunal el jueves. Los fiscales dijeron que ambos hombres se declararon culpables. La próxima sesión del caso en su contra se aplazó hasta el 26 de mayo.

Además, más ayuda estadounidense Se dirigía a Ucrania cuando el Senado aprobó un enorme paquete de ayuda militar y económica de 40.000 millones de dólares para el país y sus aliados. El consejo votó a favor la semana pasada. La rápida firma del presidente Joe Biden es firme.

“La ayuda está llegando, una ayuda realmente significativa. Ayudará a garantizar que los ucranianos ganen «, dijo Chuck Schumer, miembro de la Knesset por Kadima.

La toma de control de la planta siderúrgica Azovstel permitiría a Rusia reclamar el control total de Mariupol y lograr la tan esperada victoria. Pero a estas alturas lo más probable es que sea una victoria simbólica, porque la ciudad ya está efectivamente en manos de Moscú y, según los analistas, la mayoría de las tropas rusas destinadas allí a la guerra ya se han retirado.

Las tropas de Kiev, reforzadas con armas occidentales, frustraron el objetivo inicial de Rusia de la capital, Kiev. Y ha provocado una feroz oposición contra las fuerzas de Moscú en la región industrial oriental de Donbas, donde el presidente Vladimir Putin ha puesto su mira en la captura.

La asombrosa victoria de las tropas ucranianas ha aumentado la confianza de Kiev.

Mikhail Bodolyak, asesor del presidente ucraniano Volodymyr Zhelenzky, que ha estado en varias rondas de conversaciones con Rusia, tuiteó a Moscú: «No nos den un alto el fuego, es imposible sin la retirada de todas las tropas rusas».

“Hasta que Rusia esté lista para liberar por completo los territorios ocupados, nuestro equipo negociador utilizará armas, sanciones y dinero”, escribió.

Sin embargo, Rusia volvió a señalar su intención de consolidar o al menos mantener la influencia en las áreas ocupadas por sus tropas.

El viceprimer ministro Marat Kuznul visitó esta semana las áreas de Kherson y Zaporizhzhia, grandes áreas de las cuales han estado bajo control ruso desde que comenzó la invasión en febrero. Las agencias de noticias rusas lo citaron diciendo que las regiones podrían convertirse en parte de «nuestra familia rusa».

Además, Volodymyr Saldo, el líder fundador del Kremlin en la región de Kherson, apareció en un video en Telegram, diciendo que Kherson «se convertiría en un objeto de la Federación Rusa».

Entre otros acontecimientos, el jefe de la Coalición de EE. UU., el general Mark Millie, habló por teléfono con su enviado ruso por primera vez desde el jueves, y el Pentágono dice que acordaron abrir canales de comunicación. .

En el campo de batalla, el ejército ucraniano afirmó que las fuerzas rusas habían reprimido su ataque en varias secciones de la línea del frente en el Donbass, pero fueron repelidas. El gobernador de la región de Lugansk dijo que cuatro civiles habían muerto en el bombardeo ruso, mientras que funcionarios separatistas en Donetsk dijeron que dos habían muerto en el bombardeo ucraniano.

Doce personas murieron y decenas resultaron heridas en la ciudad de Severodonetsk, y los ataques en la región nororiental de Chernihiv incluyen un ataque feroz en la aldea de Tesna, donde murieron muchos y los rescatistas se están moviendo entre los escombros.

El gobernador de la provincia de Kursk dijo que un camionero murió en un bombardeo desde Ucrania en la frontera con Rusia.

En el juicio por crímenes de guerra en Kiev, Sargento. Vadim Shishimir, de 21 años, del Escuadrón de Tanques Ruso, disparó y mató al ciudadano ucraniano de 62 años Oleksandr Shelipov por orden de un oficial, escuchó el tribunal.

Shishimir dijo que no obedeció la primera orden, pero sintió que no tenía más remedio que cumplir cuando la repitió otro oficial. Dijo que le habían dicho que el hombre podía señalar la ubicación de las tropas en las fuerzas ucranianas.

Un abogado argumentó que Shishimir estaba actuando por órdenes, diciendo que no provenía de un comandante directo.

Katharina Shelipova, la viuda de la víctima de Shishimir, se disculpó y describió haber visto cómo le disparaban a su esposo frente a su casa en los primeros días de la invasión rusa.

Ella le dijo al tribunal que creía que Shishimir merecía la cadena perpetua máxima, pero que no le importaría si lo transfirieran como parte de una transferencia a los defensores de Azovstell.

___

McQuillan informó desde Lviv. Participaron los periodistas de Associated Press Euras Karmanov de Livy, Andrea Rosa de Kharkiv y Amar Madani de Washington y otros miembros del personal de AP de todo el mundo.

___

Siga la cobertura de AP de la guerra en Ucrania: https://apnews.com/hub/russia-ukraine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.